quinta-feira, 17 de janeiro de 2008

Voz femenina de los sesenta, hace 65 años nacía Janis Joplin

La diosa de la generación flower power supo ganarse el título de cantante de blues y rock blanca más importante, luego de susurrarle al oído de toda una generación, dejó este mundo joven y rebelde

Janis Joplin - Summertime

¿Qué haría Janis Joplin hoy si hubiera sobrevivido a sus excesos con las drogas? ¿Sería una distinguida rockera veterana como sus colegas de Woodstock Bob Dylan y Santana? ¿ O protestaría sin mucho éxito contra la guerra en Irak como Joan Baez?

Son todas especulaciones, porque Joplin tenía apenas 27 años cuando murió de una sobredosis de heroína en octubre de 1970, convirtiendose en leyenda inmortal.

Joven, contestaria y salvaje. El título de "cantante de blues y rock blanca más importante" no se lo pudo disputar nadie hasta ahora. Este sábado 19 de enero se cumplen 65 años del nacimiento de Janis Joplin. Para la edad de la jubilación, Janis Joplin de todas maneras no habría tenido paciencia. "Prefiero tener diez años de ´superhypermost´ que cumplir 70 y estar sentada en un maldito sillón delante del televisor.

La diosa de la generación del flower power vivió su década bajo el lema de los años 60: "Vive intensamente, muere rápido". El rockero Eric Burdon (The Animals) dijo sobre ella: "Janis murió de una sobredosis de Janis".

En la ciudad de Port Arthur en Texas, donde creció, Janis Joplin ya era considerada beatnik cuando nadie sabía muy bien qué era eso en realidad. A los 17 años se escapó y viajó por todo el país. En San Franciso, la cantante de blues de cabellos despeinados y numerosos collares debutó con la banda Big Brother And The Holding Company. Hizo furor con una de las voces más singulares de su generación.

Sus burlas sobre el establishment ("Oh Lord Won´t You Buy Me A Mercedes Benz") y su vulnerabilidad ante el amor no correspondido ("Piece of My Heart") no las cantaba, sino que las gritaba al micrófono. Bramaba, resollaba, suspiraba y susurraba sus textos. La comunidad hippie de San Francisco quedó fascinada con su intensidad. Y pronto también lo estuvo el resto de la nación.

El éxito le llegó en 1967 con su actuación en el legendario Monterey Pop Festival, sobre todo con la canción "Love is like a Ball and Chain". Vendió millones de copias del disco "Cheap Thrills" (1968) y también de su primer disco en solitario "I Got Dem Ol´kozmic Blues Again Mama" con su nueva formación Kozmic Blues Band.





Luego vino Woodstock y una gira por Europa. Muchas veces se la veía con el micrófono en una mano y la botella de whisky en la otra sobre los escenarios. Bebía y fumaba marihuana como Jimi Hendrix. Todo lo que hacían los chicos duros del rock and roll, ella ya lo sabía hacer hace tiempo.

El 4 de octubre de 1970, su vida terminó en un hotel de Hollywood, donde fue encontrada 12 horas más tarde. Presumiblemente consumió por error una sobredosis de heroína. En el transcurso de pocos meses, murieron Hendrix y Jim Morrison, otras dos leyendas del movimiento juvenil.

Era el final de una era en la que todos creían que no se podía confiar en los mayores de 30. Joplin, al menos, ni siquiera lo intentó.