sexta-feira, 19 de outubro de 2007

León Ferrari: León de Oro en la Biennale de Venecia


78451%5B1%5D.jpg
Ferrari -último a la derecha- y los otros premiados este mediodia en Venecia


por Cristina Civale

Estoy aquí, en el Arsenal de Venecia, en la sala de prensa de la Bienal, en esta computadora en la que no emboco los acentos. Chiara Costa, del equipo de prensa tampoco me sabe decir como se ponen: entonces disculpas, hasta que no me encuentre con mi laptop, este post será sin acentos o con acentos tanos.

Ahora empieza la versión 2.0, con acentos, desde mi laptop.

lf.jpg
La Civilización Occidental y Cristiana -1965-

Tengo las manos calientes y el corazón que se me sale del cuerpo, estoy emocionada: León Ferrari, sin duda el artista visual argentino contemporáneo más talentoso, grosso, humilde, de choque y creativo, se llevó el León de Oro al "mejor artista presente en la muestra central de la Biennale", en su edición 52, este mediodía en el Teatro alla Tese dell' Arsenale di Venezia.

Más de trescientos invitados lo aplaudieron. Humilde y breve, agradeció a José Roca, Director de Arte del Banco de Bogota y director artístico de Phligrafika 2010 de Philadelphia, de manos de quien tomó el premio.

Las razones dadas: " En el Arsenal se presentó un corpus de trabajo que ofrece algunos ejemplos de una larga carrera. El artista en cuestión continuó a desarrollar una práctica crítica en el contexto de una situacion política y social muchas veces adversa. Este premio se le entrega no sólo por su actitud ética y por su compromiso poíitico sino también por la relevancia estética contemporánea, inesperada para una obra que se ha desarrollado en los últimos 60 anios"(Tomada de la versión en italiano, la inglesa es ligeramente diferente).

Con sus ochenta y largos años, este premio no hace más que confirmar lo que ya todos sabemos y apreciamos de su obra. Que es monumental, poderosa, sin concesiones: su Cristo colgado en un avión de guerra (la obra que marcó un hito en su carrera y en el arte argentino), la obra llamada "La civilizacion occidental y cristiana"; sus recientes collages presentados aquí: una serie de falsas tapas de L'Osservatore Romano con frases de papas ilustradas con irreverentes obras de liturgia o fotografías de militares más su obra reciente en poliuretano constituyeron el corpus que impactó al jurado formado por Manuel Bora Villet, presidente y director del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona; Iwona Blazwick, directora de la prestigiosa galeria londinense Whitechapel; Abdellah Karroum, curador independiente de París y el ya mencionado José Roca.

Lo saludé entre el tumulto y ahora espero mientras termina su "pranzo" de honor con las autoridades de la Biennale a que me regale unas palabras. Pero conozco su parquedad y lo que ahora importa es este reconocimiento a su obra.

Este mismo mediodía recibieron premios el austríaco Andreas Fogarasi por la mejor participación en un pabellón nacional; Emily Jacir, jordana, recibió el Leon de Oro a la mejor obra de una artista menor de 40 años (ayer justamente comentaba que era una de las obras que más me había impactado, va en el próximo post una reseña sobre ella y fotos exclusivas); hubo una mención de honor para el bulgaro Nedko Salakov y el Pabellón de Lituania mereció el gran premio como pabellón de un país.

Cambio y fuera, perdón por las imprudencias gramaticales de la versión 1.0. (Ya resueltas, espero)

Felicidades al gran gran León!!!!!

Ps: Chiara me informa que Ferrari terminó por fin de almorzar, aquí ya son casi las 4 de la tarde, y ahora viene hacia la sala de prensa, generoso, a hablar un par de minutos... Espero...

PS 2: Luego de recorrer una vez más el pabellón donde se exhibe su obra, finalmente viene a mi encuentro. Ya van a ser las cuatro y media. Llega, acompañado de su mujer y de su hijo, feliz, más que feliz. Me deja que lo abrace esta vez y lo primero que me dice en italiano: "Yo soy muy malo -sono molto cativo-. Ahora después de esperar 87 años por fin llega este premio, el más grande. Me alegra pero también es una lastima: ya no habrá otra Venecia, debería esperar toda otra larga vida y sería muy aburrido".

Espió el blog, se rió de su foto -gentileza de la Bienal- y dio una tácita aprobación. Luego se fue a seguir festejando con los suyos.

Nenhum comentário: